domingo, 23 de junio de 2013

04: Juego de Lunas V


-Sebastian-me pareció ver una sonrisa de fastidio en su cara.
-Preferiría Daniel.
-Daniel… ¿Ahora prefieres tu segundo nombre?-nunca le había llegado a llamar así… Realmente, sabía que comenzaba por ‘D’, pero no estaba segura de cuál era. Mi voz irritada no pasó desapercibida.
Por un momento permanecimos en silencio, con la voz chillona de Tamara rodeando toda su casa. No sabía muy bien cómo reaccionar, no era que se pareciese mucho al idiota que me ató un globo al tobillo para que me cayese al suelo. Movió la cabeza y miró a su prima. Yo hice lo mismo, pero al no encontrar a mi padre fruncí el ceño y seguí moviéndola. Nadie hablaba, así que supuse que la conversación había acabado. Paseé los dedos a lo largo del cuello e la copa, ahora vacía, impaciente…e incómoda.
-¿Qué, el príncipe azul huye de ti?-me giré de pronto para encontrarme con su estúpida sonrisa. Progresivamente, mi ceño se fue frunciendo y, su sonrisa, aumentó de tamaño.
-Puedes estar tranquilo. No es conmigo con quien te engaña-siguió sonriendo.
-Me alegra. Sería demasiado fácil competir contigo-fingí la misma sonrisa que llevaba puesta él.
-¡Qué lástima que eso no sea cierto, eh!-forzamos una risa sarcástica mientras nos mirábamos. De fondo, seguía escuchando a Tamara equivocarse en una palabra. Seguro al día siguiente estaría de mal humor.
-¡Por supuesto! Tal partido como tú debe estar huyendo de inoportunos pretendientes, ¿no?-cogió casi al vuelo una copa de otra bandeja. El movimiento tan elegante hizo que el camarero ni se inmutara, y que yo le viera beber casi asombrada.
-A todas horas ,cariño-me hice la angustiada abanicándome con una mano. Terminé rápido a causa del frío-me sorprende ver que tú lleves una vida tan-alargué la ‘a’-fácil.
-Digamos que senté cabeza-otra vez aquella sonrisa.
-Mándame una foto cuando beses a la rana.
-¿Otra vez intentando robarme el novio?
-Es él el que no se me resiste. Lo siento-susurré casi de mala gana.
-Dudo que lo sientas-respondió igual. Me encogí de hombros inocente.
-Cierto-dije con un deje obvio en la voz.
-Tendré que avisar a mi hermano, ¿no?-me había puesto a revisarme las uñas, pero levanté la cabeza extrañada.
-¿A tu hermano?
-Sí-ahora él tenía aquel deje estúpido en la voz. Miró hacia la gente-Se pondrá un poco celoso, pero cuando se le bajen las burbujas de la cabeza entenderá que un príncipe siempre es mejor-me miró con burla y sonriendo. Fruncí sin querer el ceño-Y que él también puede aspirar a ‘otra’ cosa-intentó ridiculizarme con el tono de voz, pero no tenía ni idea de lo que decía. Y él lo sabía.
-¿De qué hablas?

-Ha estado persiguiéndote durante un buen rato. Antes me dijo que incluso se mareó. Yo creo que ya veía doble anteriormente-lo dijo quitándole importancia mientras volvía a beber. La boca y los ojos se me abrieron a la par.

2 comentarios:

  1. Hola, guapa!

    Cuánto tiempo sin saber de ti!

    Tengo un nuevo concurso en el club al que perteneces. Te dejo el enlace por si te interesa:

    http://elclubdelasescritoras.blogspot.com.es/2015/01/te-gustaria-conseguir.html

    Saludos y feliz jueves!

    Pd: Si no te interesa participar pero, en cambio, sí quieres ayudarme a promover mi novela, te estaría muy agradecida si lo hiceras!

    ResponderEliminar
  2. Hola, ^_^ vengo de Adolescentealos28... donde ya me seguías, pero me he actualizado y me gustaría que continúes formando parte de todo, así que te invito a mi nueva casa, espero que te guste y te quedes ;)

    VioletaPurpurina.blogspot.com

    Bss de color Violeta...

    ResponderEliminar